Cyrus Lakdawala. Entrevista publicada originalmente en alemán en el número de septiembre de 2019 de la revista de ajedrez Rochade Europa.

Adjuntamos como primicia la entrevista en español al Maestro Internacional Cyrus Lakdawala, publicada originalmente en la revista alemana de ajedrez Rochade Europa en septiembre de 2019, que ha autorizado su publicación al Club de ajedrez «El Caballo» de Casabermeja. Para aquellos que no lo conozcáis, Cyrus Lakdawala es uno de los escritores de libros de ajedrez más reputados y prolíficos, y actualmente ha publicado más de 40 libros, muchos de ellos traducidos al español. Hemos considerado de interés traducir esta entrevista por los interesantes consejos que da a los jugadores de ajedrez que quieren progresar, y por su magnífico sentido del humor, que impregna muchas de sus respuestas.

1) ¿Cuál fue la experiencia más inusual que tuvo durante un torneo de ajedrez?

La experiencia más extraña que tuve en un torneo de ajedrez fue a principios de diciembre de 2016, durante la primera ronda del torneo semanal de Gambito G/45 en San Diego. De repente, empecé a sudar mucho y a sentir un fuerte dolor en el pecho. Resultó que estaba sufriendo un ataque al corazón pero ¡fui demasiado estúpido para saberlo! Supuse que si estaba consciente, era un incidente cardíaco y no un ataque al corazón verdaderamente. Por supuesto que debería haberme retirado inmediatamente del torneo e ir directamente a urgencias del hospital, pero estaba jugando contra un jugador de 2200 de elo y mi posición era prometedora, así que me dije a mí mismo: «Ganaré a este tipo y luego me retiraré del torneo». Gané la partida, pero luego, en vez de retirarme, pensé: «¡Estoy liderando el torneo y no puedo retirarme!» Así que me tomé ocho aspirinas infantiles y jugué cuatro rondas adicionales, yendo 4-0. Entonces pensé: «Tengo que dar una clase de 19:00 a 20:30, así que iré a urgencias después de ir a casa y dar la clase. Después de la clase, mi esposa Nancy insistió en que fuéramos a urgencias. Cuando llegamos allí, el cardiólogo dijo que no había electricidad en el tercio inferior de mi corazón y que me quedaban aproximadamente 45 minutos de vida. Me gritó por haber tardado tanto en entrar y luego también Nancy me gritó, lo cual fue mucho más horrible que el ataque al corazón en sí. Así que, como puedes ver, la inteligencia no es mi fuerte. Desde entonces, he perdido 16 kilos, me hice vegetariano y acudo religiosamente al gimnasio cada mañana. Así que soy un pecador arrepentido.

2) Usted es autor de un número increíble de libros de ajedrez, 41. ¿Qué libros significan más para usted y cuánta dedicación le requirió durante todos esos años escribirlos?

De los libros que he escrito, mis favoritos son Capablanca: jugada a jugada, y Ajedrez para halcones (Chess for Hawks), que ganó el premio al libro de instrucción del año 2017 de la Asociación Americana de Periodistas de Ajedrez (American Chess Journalists). Siempre adoré el ajedrez de Capablanca y no me podía creer la suerte de que se me pagara por escribir un libro sobre él. Ajedrez para halcones fue divertido, ya que es en cierto modo mi propia biografía de ajedrez, y los jugadores y partidas que dieron forma a mi estilo. Se trata de cómo identificar primero tu estilo y luego obligar al oponente a jugar con tus fortalezas, mientras esquivas tus debilidades. Escribir no me requiere dedicación, ya que es divertido y una cosa que uno disfruta no es realmente trabajo.

3) ¿Cuánto disfruta usted escribiendo libros de ajedrez en comparación con dar clases de ajedrez?

Me gusta enseñar, mientras que me encanta escribir. He sido escritor desde principios de los años ochenta, cuando escribí una columna de ajedrez regularmente para Copley News Service, que se publicaba en 300 periódicos a la semana, de 1984 a 1992. Cuando era más joven, quería ser un novelista de ciencia ficción o fantasía. Eso nunca ocurrió, así que escribir sobre ajedrez es la siguiente mejor opción. En realidad escribo mis libros de ajedrez en un estilo novelístico, con un montón de imágenes, ideas extrañas y humor, que algunos ajedrecistas odian, pero afortunadamente, muchos más aman, por lo que tengo una considerable base de aficionados. Hay algunos que automáticamente no comprarán mi libro, simplemente porque yo lo escribí. Luego están aquellos que son súperaficionados, que compran la mayoría o todos mis libros. Por ejemplo, pueden comprar mis dos libros sobre la Defensa Petroff, aunque no jueguen la Petroff con ninguno de los dos colores. Es para esta gente para la que escribo. Soy el escritor de ajedrez más prolífico del mundo. Mi objetivo, ciertamente arbitrario, es superar a Fred Reinfeld en número de palabras (no de libros, ya que no tengo ninguna posibilidad de ganarle allí, ya que sus millones de libros son pequeños y normalmente tienen un promedio de menos de 200 páginas, mientras que los míos tienen un promedio de 400 páginas). Un amigo me dijo que si yo vivía lo suficiente para escribir 64 libros, entonces él estimaba que yo pasaría a Reinfeld. Pero justo la semana pasada, mi antiguo editor de Everyman, el GM John Emms, me envió un correo electrónico y me dijo que tal vez ya había superado a Reinfeld en palabras, ya que el tamaño de la página actual y el número de páginas de cada libro equivaldrían a varios de los de Reinfeld. Así que dijo que yo podría ser ya el escritor de ajedrez más prolífico de la historia. La verdad es que no lo sé, ya que no estoy dispuesto a contar las palabras de Reinfeld y luego las mías propias. Escribo aproximadamente 1.600 páginas al año a través de un promedio de cuatro libros. Puedo lograrlo porque soy autista y por suerte tengo ciertas habilidades de sabio. Una de ellas es que una vez que introduzco los datos en bruto de, digamos, más de 60 partidas en el libro, puedo ver el libro entero en mi cabeza. Así que escribo los libros de forma increíblemente extraña, a medida que aparecen las ideas. Por ejemplo, salto de la partida tres, a la partida 37, a la partida 66 y luego vuelvo a la partida 19 para completar el texto. Conozco los puntos exactos donde la idea debe encajar. También escribo el texto de los libros con una rapidez increíble (aunque el análisis lleva mucho tiempo). Soy un escritor natural y casi se siente como si yo no fuera el que está escribiendo los libros, sino que los libros se escriben a sí mismos. Simplemente se derraman, sin esfuerzo de mi parte.

4) ¿Cómo es un día normal de trabajo en casa? ¿Cuántas horas al día trabaja en el ajedrez como autor y maestro y, más importante aún, en qué está trabajando?

Un día normal se ve así: me levanto a las 5:00 de la mañana y medito hasta las 6:30. Luego escribo hasta las 9:45 y, a continuación, voy al gimnasio. Por la mañana se crea el esqueleto de análisis y aspectos explicativos del juego. En el gimnasio me subo a la cinta de correr o voy a la piscina y entro en un estado de ensueño. De aquí viene la prosa del juego (¡la parte que es simultáneamente amada/odiada!). De vuelta a casa, relleno las ideas que me surgieron en el gimnasio. El juego va de aburrido a vibrante, de la manera en que las vidas de Dorothy y Toto fueron en marrón sepia en Kansas, y luego se colorearon instantáneamente una vez que llegaron a la tierra de Oz. Luego me tomo unas horas para leer y enseñar, y luego es más escritura. Trabajo siete días a la semana (¡sí, soy obsesivo!) en la escritura y 20 horas a la semana enseñando. Estoy terminando dos libros “En la zona: las mayores rachas de victorias en la historia del ajedrez” (In the Zone: Great Winning Streaks in Chess History), para New in Chess, y “La defensa moderna: jugada a jugada”, para Everyman, el editor para el que he escrito la gran mayoría de mis libros.


5) ¿Cuántas horas suele
destinar a preparar antes de una partida o el trabajo ya está hecho cuando se llega a un torneo?

Cuando jugaba, estaba tan abrumado por el trabajo que tenía unas horas preciosas para prepararme para los torneos, así que la preparación era mínima. A veces me tomaba la mañana del viernes para prepararme para el Gambito G/45 del sábado. Revisaba las líneas de apertura, resolvía montones de problemas de ajedrez y jugaba algunas partidas relámpago en línea. Resolver problemas de ajedrez y conocer bien las aperturas son los dos aspectos más importantes.

6) ¿Quiénes son sus ídolos en el ajedrez y por qué razones?

Mi ídolo de ajedrez fue y es Capablanca, ya que me encanta el sentido del movimiento sin fisuras en sus partidas. Voy a ser perezoso y me voy a citar a mí mismo de un libro en el que estoy trabajando ahora: «Cuando se trata de la pregunta: “¿Quién es tu jugador favorito de todos los tiempos?” no esperes el consentimiento unánime de un solo jugador. Si has leído alguno de mis otros libros, entonces sabes que San Capa (¡bendito sea!) es mi jugador favorito. San Capa refutó la creencia de que todo el arte nace del dolor, ¡sobre todo porque el ajedrez le llegó tan fácilmente! Si yo fuera un dios de mil brazos y escribiera simultáneamente en 500 portátiles, sobre los beneficios del estudio de las partidas del gran José Raúl Capablanca, que es nuestra versión de Mozart, aún así no podría explicar lo beneficioso que son sus partidas».

7) ¿Cuál es su recomendación sobre cómo lidiar con las derrotas en el ajedrez?

Cuando empezamos a jugar al ajedrez, por primera vez en nuestras vidas protegidas, comenzamos a contemplar profundamente el verdadero significado del sufrimiento, como lo hizo el Príncipe Siddhartha, antes de convertirse en Buda. Todos nos consideramos personas inteligentes, con profundidad de carácter y buen entendimiento. Entonces, ¿por qué acabamos de perder ante ese ignorante niño de 10 años, que continuamente se mordía la nariz durante el juego? Intento no entrar en un juego, pensando: “¡Cuidado! ¡Cyrus Freddy Lakdawala no es un hombre con quien jugar! ¡Mis oponentes están tan condenados como los matones que mataron al perro de John Wick! ”Deja de jugar al ajedrez para patear traseros, ya que al hacerlo, inyectas ego en el juego. Deja de venir a los torneos con una mente hinchada que lo considera una impertinente familiaridad cuando otro jugador se atreve a considerarse mejor que tú. Una vez que inyectamos ego en el ajedrez, desperdiciamos una enorme cantidad de energía defendiéndolo. En cierto modo, dejas de ser un verdadero jugador de ajedrez, ya que el ansia de ganar y el miedo a perder abruman la alegría de jugar al ajedrez, simplemente por el arte del juego. Cuando éramos niños, jugábamos por la alegría del juego. Fue un período. Pero luego, a medida que envejecemos y nos fortalecemos, nos volvemos más y más competitivos, más preocupados por nuestra calificación y nuestro estado. Como resultado, nuestra mente puede volverse cada vez más agitada. Comenzamos a jugar al ajedrez por venganza, contra el tipo que nos venció en esa pérdida inestable del mes pasado. Ansiamos la gloria y la adulación de la victoria, que solo infla el ego y en realidad nos hace más miserables. Mihail Tal es el ideal que debemos seguir. ¡La razón por la que es quizás el jugador más querido en la historia del ajedrez es que nunca dejó de jugar como un niño, incluso cuando jugaba para el campeonato mundial! Claramente amaba la creatividad del ajedrez más que sus contemporáneos y se notaba en sus partidas. Jugó por la pura alegría y aventura de jugar. Para mí, fue el jugador de ajedrez profesional más puro que jamás haya existido. Tenga en cuenta que perderá un cierto porcentaje de sus partidas. Y cuando lo hagamos, no parlotees creyendo en la frase hecha de que los motivos de que las cosas ocurran sean cósmicos. Una frase hecha mucho mejor para cantarte a ti mismo es “¡pasa un kilo!”.

8) ¿Cómo cree que será el mundo del ajedrez en 10 o 20 años? ¿Cree que veremos un cambio significativo?

El futuro es ahora. El ajedrez se ha alterado radicalmente en los últimos 30 años, debido a la llegada de potentes motores de ajedrez, bases de datos, y sitios de partidas relámpago y tácticas en línea. Ahora los niños que tienen ocho años han adquirido más experiencia de ajedrez que yo a los 19 años. Magnus Carlsen es nuestro primer campeón mundial de híbridos hombre-máquina. Vendrán otros. Como se ha mencionado anteriormente, estoy trabajando en un libro llamado En la zona: las mayores rachas victoriosas en la historia del ajedrez (In the Zone: The Greatest Winning Streaks in Chess History). El capítulo final es la victoria de Carlsen en Grenke en 2019. En ese torneo hizo una serie de sacrificios de peones extraños, parecidos a los de las computadoras, que para mi confusa mente fueron incomprensibles. Sin embargo, todos funcionaron. Leí que Magnus se dedicó a un profundo estudio de las partidas de ajedrez de Alfa Cero y esto puede explicar por qué se ha transformado en un Terminator del ajedrez en 2019. No hay duda de que es el ajedrecista más fuerte de la historia. La única pregunta que queda: ¿Magnus es el mejor jugador de ajedrez de la historia? De una manera extraña, debido a los efectos de Alfa Cero en su proceso de pensamiento, Magnus es una especie de nuevo ajedrecista, un eslabón perdido, que ya no es humano, sino más bien un híbrido humano/ordenador. No hay duda de que las computadoras y los medios sociales están alterando el cerebro humano mucho más rápido de lo que tomaría un proceso evolutivo normal.

9) En torneos recientes vemos cada vez más desempates con partidas de Armagedón (por ejemplo en el torneo de Noruega en 2019, Gran Premio FIDE), tratando de hacer el ajedrez más interesante para los espectadores. ¿Qué piensa de esta tendencia?

Tenemos que fluir con el progreso. Hay puristas, que creen que sólo el ajedrez lento debe contar, pero en nuestra era, debemos pensar en temas de patrocinio. Los patrocinadores ya no están dispuestos a subvencionar una campeonato mundial de 24 partidas. Además, ahora somos una sociedad con TDAH, con poca capacidad de atención, por lo que debemos acomodarnos a partidas de desempate más rápidos. El armagedón es un poco tonto, porque alguien puede ganar un evento con sólo hacer tablas en una partida contra una persona que tiene la misma puntuación que usted, lo cual no parece justo. Sólo juega partidas relámpago, hasta que haya un ganador y un perdedor.

10) El porcentaje de mujeres en el ajedrez en Alemania es aproximadamente del 6%. ¿Cómo cree que se puede aumentar este porcentaje, o cree que hay otras dificultades?

En California, donde vivo, el porcentaje de chicas jóvenes y mujeres en el ajedrez está aumentando rápidamente y me alegro de verlo. No entiendo realmente por qué el ajedrez es un juego tan dominado por los hombres, ya que por lo que he leído, hay un número aproximadamente parejo de mujeres matemáticas, físicas y científicas. No creo realmente que los cerebros masculino y femenino sean tan divergentes en cuanto a la lógica y las capacidades de percepción espacial, por lo que puede ser simplemente una cosa de la sociedad. La manera fácil de alterar la ecuación es que los países incluyan un programa de ajedrez en el plan de estudios.

11) ¿Qué le gusta hacer además del ajedrez?

Es mucho más creíble que el ajedrez haya sido inventado por el diablo, en lugar de por un humano benévolo, ya que nos causa tanta angustia mental a lo largo de nuestras vidas. Lo creas o no, el ajedrez es secundario (¡¿quizás incluso terciario?!) en mi vida. El estudio y la práctica de la meditación budista son infinitamente más importantes. Hice el voto de Bodhisattva hace 21 años, donde la meta de la vida es ignorar mis propias preocupaciones mezquinas y trabajar para el beneficio de los seres humanos. El truco de hacer esto es reducir el egoísmo y nuestro arraigado sentido del «yo» dentro de la mente, que es la raíz de todo el sufrimiento emocional. Cuando alguien es grosero contigo en Facebook o Twitter, no te causa ningún dolor físico. Nuestro dolor viene del ego, de la creencia profundamente arraigada de que somos muy importantes. Así que sigo desmenuzando el ego a través del estudio, la contemplación y la meditación, y el sentido natural de auto-amortización se reduce. El objetivo es eliminarlo por completo. También me encanta leer, lo cual hago durante unas dos horas al día. No hay ningún tema que no me interese y tiendo a leer de una manera extraña, haciendo «simulaciones» de libros donde leo alrededor de 12 libros simultáneamente, leyendo 30 minutos de uno, luego 30 minutos del siguiente, y así sucesivamente.

12) ¿Siempre quiso convertirse en un profesional del ajedrez entrenando y escribiendo o consideró la posibilidad de trabajar en un empleo más habitual?

A principios de este siglo me ofrecieron el puesto de director general para hacerme cargo del negocio familiar de mis padres con un gran salario de partida. Trabajé allí durante un año y apenas pude mantener los ojos abiertos por el aburrimiento. Ninguna cantidad de consumo de cafeína podía alterar este horrible estado. Sabía que sería un desastre en los negocios y decidí dedicarme al ajedrez y a la escritura. Durante los primeros 25 años, Nancy y yo apenas podríamos pagar la hipoteca de la casa, ya que San Diego es una ciudad donde es caro vivir. Luego empecé a escribir libros y nuestros ingresos aumentaron. Limito la enseñanza a sólo 20 o 23 horas por semana, ya que la adicción a la escritura abruma las ganas de enseñar. Considero que escribir libros de ajedrez es enseñar, pero a un público mucho más amplio.

13) ¿Cuál es su recomendación en cuanto al análisis con el ordenador?

Los ordenadores nos engañan fácilmente. Yo los uso sólo para mis libros y para abrir el estudio. Cuando veo un torneo de alto nivel o una partida del campeonato mundial en vivo por Internet, nunca uso la computadora, ya que piensa por ti. La manera de convertirse en un jugador fuerte es aprender a resolver problemas con tu propio cerebro. El genio de la respuesta mágica sólo puede darte la respuesta. No te enseña el pensamiento crítico o cómo romper una posición. Por supuesto, los ordenadores están alterando el ajedrez de una manera radical. En algún momento dejarán de ayudar -digamos un ordenador de fuerza 5.000 elo- ya que para la gran mayoría de nosotros, el cerebro humano tiene una capacidad limitada para captar datos. Aunque los ordenadores de ajedrez pueden estar produciendo prodigios a un ritmo nunca visto, mi sugerencia es que los use con moderación. Hay dos lados de la ecuación:

1. Los ordenadores son sólo herramientas, creadas por la mente humana y el velocista olímpico no se siente intimidado por el Porsche que puede vencerlo en los 100 metros. Tampoco el levantador de pesas olímpico va a sudar si el montacargas levanta una carga más pesada.

2. La gran mayoría de mis alumnos no me perdonan que les obligue a pensar de forma independiente, sin que se les dé información.

Hay otra teoría que dice que las computadoras reemplazan el pensamiento crítico humano y que en realidad puede ser perjudicial. Consideremos al pueblo inuit: Durante incontables generaciones los inuits pudieron cazar hasta a 20 millas de sus campamentos y regresar a salvo – a pesar de que no hay marcas naturales y sólo ven un horizonte de nieve – a través de algún tipo de intuición dentro de su ADN. Hoy en día, los inuits confían en el GPS y leí un artículo en el que se dice que cuando el GPS falla, ya no tienen ni idea de cómo volver al campamento y deben pedir ayuda. Esta fue una habilidad humana, que fue reemplazada por la tecnología. Como resultado, las computadoras redujeron nuestra habilidad, en lugar de mejorarla. En mi libro Winning Ugly (Ganando feo), despotrico sobre cómo las computadoras están arruinando el ajedrez (hacer trampas con las computadoras está volviendo paranoico a todo el mundo). Me doy cuenta de que estoy en una posición de minoría solitaria aquí.

14) En pocas palabras, que consejo general puede dar a nuestros lectores para mejorar su ajedrez en las diferentes partes del juego.

Una persona realista no depende sólo de la esperanza. Se requiere un grado masivo de preparación para convertirse en un ajedrecista fuerte:

  • En la apertura: respecto a lo que he aprendido en los debates con amigos de Facebook en las que todos creemos firmemente que nuestras propias elecciones de apertura son las más nobles y puras de todas, lo que nos llevará al número 1 de la lista:

    • Elige un repertorio que esté en perfecta armonía con tu estilo y domínalo. Cuando tocamos una apertura que va en contra de la veta de nuestro estilo natural, negamos nuestra identidad ajedrecística intrínseca. De niño me encantaba la Najdorf, ya que quería ser el próximo Bobby Fischer, pero ella me consideraba indigno y con razón: apestaba en posiciones irracionales. Así que sólo juega aperturas que estén en armonía con tu interior.

    • Manténgase al día con los últimos desarrollos. No se puede enseñar a alguien a que le guste algo. No juegues con las líneas de apertura de moda, a menos que encajen perfectamente con tus inclinaciones y habilidades estilísticas.

  • En el medio juego:

    1. Haz que la resolución de problemas tácticos sea una prioridad.

    2. Revise las colecciones de partidas de todos los grandes jugadores de la historia del ajedrez, empezando por los Grandes Románticos y terminando por Carlsen y sus contemporáneos.

    3. Algunas posiciones no se tratan de saber, sino que sólo se pueden sentir. Para la planificación y la armonía, concéntrese en los grandes estrategas y lógicos, como Morphy, Steinitz, Capablanca, Botvinnik, Smyslov, Fischer, Karpov, Kramnik y Carlsen.

    4. Para el dinamismo, la iniciativa, el ataque y la táctica, concéntrese en Anderssen, Zukertort, Pillsbury, Alekhine, Keres, Tal, Spassky, Kasparov, Anand, Topalov, Nakamura y Caruana. Pero recuerde no comprar su ataque o iniciativa al precio del extremismo.

    5. Para la defensa, que es una cabaña de paja que gotea, estudie a Steinitz, Lasker, Petrosian, Fischer Korchnoi y Carlsen. Cuando estamos en defensa, hay algunas maneras de hacerla más corta y muchas maneras de hacerla miserablemente más larga. Cuando nos superan, nuestra posición pierde lentamente sus libertades hasta el momento de la plena esclavitud. El estado mental clave para un jugador defensor hábil es una determinación tenaz de seguir luchando y nunca permitir que tu voluntad se debilite, sólo porque tu posición apeste. Los infractores de la ley no están acostumbrados a rendir cuentas. Cuando estamos completamente arruinados, entonces realmente nos volvemos locos, sólo para tratar de sacudir la psique del oponente, ya que ya nos consideramos muertos y no tenemos nada que perder. Además, revele la cara que quiere mostrar a su oponente, mientras oculta su verdadera cara.

  • En el final: dominar los finales básicos. Por ejemplo: debes saber cómo ganar con el rey, el caballo y el alfil, contra el rey solitario. Dedíquese a un estudio profundo de los finales de Rubinstein, Capablanca, Fischer y Carlsen.

En conclusión, no debe sentir la ausencia de ningún componente clave de su juego. Y recuerde que la perseverancia es una virtud mucho mayor que el entusiasmo, cuando se trata de nuestro estudio. Hay tres componentes necesarios para convertirse en un ajedrecista capaz:

  1. Estudiar religiosamente un número determinado de horas a la semana.

  2. Contemple sus propias fortalezas y debilidades, así como las de sus oponentes.

  3. Fórmate a través del fuego de las batallas en el tablero. La experiencia tiene una ventaja de 51% a 49% sobre el estudio, ya que la experiencia tiende a imprimirse más profundamente en nuestras mentes.

Si dejas de hacer solo una de las tres cuestiones previas, aunque solo sea una de ellas, te prometo que la echarás de menos.

Traducción del inglés al español por Javier Perea (2020).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *